PARÁMETRO ORDENACIÓN

La ordenación de playas hace referencia a la disposición espacial de los elementos físicos y servicios que allí se ofrecen, además de englobar las características y atributos que le confieren a este espacio recreativo el calificativo de “ordenado”. La ordenación busca minimizar las interacciones negativas debidas a las diversas actividades humanas que se desarrollan en las playas, las cuales pueden variar desde las recreativas y deportivas, hasta las económicas o contemplativas.

 

Metodológicamente este parámetro se valora haciendo la inspección general de la playa a monitorear, chequeando el cumplimiento para una serie de factores asociados a cuatro (4) tipos de ordenación:

 

  • Espacial o Zonificación: contempla aspectos sobre la ubicación espacial de los elementos físicos y actividades que se desarrollan en la playa, de acuerdo con su finalidad o al uso que les dan los usuarios.
  • Normativa: enmarca todas aquellas disposiciones contenidas en la normatividad aplicable a las playas turísticas que tienen como objetivo fundamental mejorar las condiciones de estas en cuanto a ordenación.
  • Comercial: se refiere a la organización de los servicios que se prestan en la playa con ánimo de lucro; es decir, como, quienes y cuando se deben prestar dichos servicios; puesto que esto puede mejorar o deteriorar la sensación de disfrute de los usuarios de la playa.
  • De usuarios: considera todos aquellos aspectos que hacen que los usuarios se comporten de forma adecuada en la playa, con la finalidad de preservar la tranquilidad y perpetuar el disfrute de estos mismos y además reduciendo los riesgos debidos a factores físicos y a los conflictos entre los distintos usos de la playa.

 

De acuerdo con lo anterior, la cantidad de ítems chequeados se contabilizan para entonces aplicar una fórmula de transformación que permite obtener un valor para el ICAR en función del parámetro evaluado.

guajira

 

El ICAR obtenido para ambas playas, indica que estas se encuentran en condiciones de alerta en función del parámetro evaluado, ya que se presenta un incumplimiento generalizado sobre los factores que le atribuyen a la playa óptimas condiciones de ordenación. Revisando el nivel de cumplimiento para cada tipo de ordenación se pudo determinar que la ordenación de usuarios es la más críticas por presentar ningún factor chequeado durante los monitoreos de las dos playas. Para la ordenación comercial y espacial o zonificación, se registra el chequeo de algunos factores, pero no es del todo significativo, pues en la mayoría de los casos no se ha cumplido con más del 25% de estos. Por último, en la ordenación normativa, se presenta un cumplimiento mayor, para aspectos comunes como el uso de la playa como bien público y el cumplimiento normativo acerca de la limpieza de playas.

ATLÁNTICO

 

El ICAR obtenido para ambas playas, presenta un valor relativamente diferente, para el caso de la Playa de Caño Dulce se obtuvo un valor sobre el nivel de alerta y para la Playa Puerto Velero se dio un valor cercano al nivel de control, no obstante, en ninguno de los casos se logró un cumplimiento suficiente para que las playas puedan calificarse como ordenadas. La ordenación de usuarios sigue presentándose como la de nulo cumplimiento, mientras que la ordenación comercial presenta la mayor cantidad de factores chequeados en cada una de las playas, seguido de la ordenación normativa y la espacial o zonificación, de todas formas, en cualquiera de los casos la valoración obtenida no es suficiente para identificar en cada una de las playas óptimas condiciones de ordenación.

bolívar

 

El ICAR obtenido para ambas playas, indica que estas se encuentran en condiciones de alerta en función del parámetro evaluado, ya que se presenta un incumplimiento generalizado sobre los factores que le atribuyen a la playa óptimas condiciones de ordenación. Se evidenciaron los bajos niveles de ordenación que presentan las playas; siendo la ordenación de usuarios y comercial, las más críticas por presentar ningún factor chequeado durante los monitoreos de las dos playas. En cuanto a la ordenación normativa, es la que presenta el mayor porcentaje de cumplimiento, seguido de la ordenación espacial o zonificación.

MAGDALENA

 

El ICAR obtenido para ambas playas, indica que estas se encuentran en condiciones de control en función del parámetro evaluado, ya que se presenta un cumplimiento parcial de los factores, pero aún insuficiente para atribuir a la playa óptimas condiciones de ordenación. Revisando el nivel de cumplimiento para cada tipo de ordenación se pudo determinar que la ordenación de usuarios es la más crítica pues para el caso de Playa Blanca se registró el cumplimiento de un solo factor y en Playa Pozos Colorados no se presenta ninguno. En cuanto a la ordenación espacial o zonificación, posee la mayor cantidad de factores cumplidos en cada una de las playas, seguida de la ordenación normativa y comercial.